Objetivo: ahorrar en la próxima declaración de la Renta

17 ene 2022

Con el año fiscal recién terminado, toca pensar en cómo pagar menos a Hacienda en tu próxima declaración. Cada año te preguntas qué tendrías que hacer… pero tarde. Adelántate esta vez y trata de planificar para esa tributación que te trae por la calle de la amargura sea lo más baja posible.

La declaración de la Renta de 2021 tocará presentarla entre el 6 de abril y el 30 de junio de 2022, según informa la Agencia Tributaria. Este año, las novedades radican en una subida de impuestos para aquellas rentas altas, es decir a partir de los 300.000 euros, y para los patrimonios que superen los 10 millones.

Si no te encuentras en ninguna de estas situaciones, tributarás como lo has estado haciendo hasta ahora y, es posible, que en algún momento tengas que recurrir a los préstamos rápidos si tienes necesidades puntuales a las que hacer frente y no dispones de ahorros.

Para tener en cuenta

Los consejos que se dan en este post están extraídos de una nota de prensa de la Organización de Consumidores y Usuarios. Todos ellos versan sobre aspectos cotidianos relacionados con la casa o el sueldo, pero también con inversiones, pérdidas o ganancias. El objetivo: pagar menos.

Donativos

Si quieres tener una deducción del 80% en los primeros 150 euros y un 35% en el resto, solo tienes que hacer donaciones. Elige la fundación que más te guste, haz algo sin ánimo de lucro y encima desgrava. Si donas a una organización elegida durante 3 años la misma cantidad o la subes, te deducirás un 35%.

Hipoteca

Ir amortizando la hipoteca también deduce. De hecho, si compraste tu casa antes del 1 de enero de 2013, la deducción a aplicar por lo pagado en 2021 será del 15% siempre que no supere los 9.040 euros. Mientras se puedan ir haciendo pagos adelantados y siempre que no se supere esa cantidad, conviene amortizar la hipoteca.

Transmisión de vivienda habitual

Si tienes 65 o más años, ya no se tributa al IRPF (impuesto sobre la renta a las personas físicas) la transmisión de la vivienda habitual si se ha vivido ahí durante 3 años seguidos. Para beneficiarte de esto, espera a cumplir esta edad y conseguir así alguna que otra ventaja.

Mejoras de eficiencia energética

Reformar tu casa para hacerla más eficiente desde el punto de vista energético es algo que puedes plantearte. Meterte en una reforma que haga de tu hogar algo más sostenible implica una deducción del 60%, 40% o 20% depende de en lo que estés dispuesto a meterte. Eso sí, la base máxima se encuentra entre los 5.000 y 7.500 euros.

IBI y alquiler

En ciertas comunidades autónomas existen bonificaciones si se pide el impuesto de bienes inmuebles al Ayuntamiento antes de que termine el año. En La Comunidad de Madrid, por ejemplo, las familias numerosas que hagan esto pueden conseguir una bonificación del 90%.

En cuanto a los alquileres, si eres dueño de una casa alquilada, es conveniente que repases los gastos que puedes deducirte y si ves rendimiento positivo, los adelantes al mes de diciembre.

Planes de pensiones

Estas aportaciones en forma de plan de pensiones pueden interesar si tienes rentas por tu trabajo, pero también con alquileres de inmuebles o cierto tipo de actividad empresarial por la que se tribute en IRPF.

Compensar pérdidas y ganancias

Equilibra. Si el pasado año ganaste y perdiste, trata de compensar unas inversiones con otras, pero ten en cuenta estos aspectos que recuerdan desde la organización de consumidores:

  • No vendas y vuelvas a comprar antes de 2 meses, ya que la normativa lo impide.
  • Si tienes cuentas pendientes de 2017, este año es tu última oportunidad para compensar pérdidas.
  • No se puede compensar por donaciones.

Acuérdate de presentar tu declaración de la Renta en los plazos establecidos. No hacerlo implica recargos que van ascendiendo en función de los meses de demora. Tienes tiempo suficiente y una sanción de Hacienda es lo que menos necesitas en estos momentos.